Cómo perder el miedo en aguas abiertas? Parte I

Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

A qué esperas a compartirlo en tus redes?

¡Buenos días tricompis!                                  
Hoy quiero compartir con vosotros un post con algunos consejos para cuando vamos a nadar en el mar, en aguas abiertas, que nos pueden ayudar a sentirnos mas a gusto, ha disfrutar del entreno y/o de nuestro momento dentro de él. 

A algunos de nosotros nos pasa, y es que, cuando vamos a nadar en la playa sentimos una inquietud que recorre nuestro cuerpo y que no nos deja gozar del momento, nos vienen a la mente preguntas del tipo: ¿Que habrá debajo de mi? ¿Vendrán medusas, peces grandes o monstruos del mar hacia mi? 😛

En una piscina vemos todo lo que hay dentro del agua, pero el mar es tan grande que no podemos controlar nuestro alrededor, por eso hoy quiero daros algunas recomendaciones para que poco a poco os sintáis mejor dentro del mar y vayáis perdiendo esta intranquilidad. 

Antes de empezar también comentaros que el mar es muy grande y no sólo nosotros vamos a nadar, hay embarcaciones, motos de agua, tablas de paddle surf, windsurf… entre todos tenemos que vigilar y respetarnos.  

1.- Boya

A día de hoy venden unas boyas especiales para nadar. Son de colores llamativos y hay de diferentes tipos y medidas, para que cada uno de nosotros elija la que mas nos convenga. Estas boyas nos permiten guardar algunos objetos dentro y su función principal es darnos visibilidad para que de lejos se vea que hay personas nadando. Llevar una boya de natación nos dará seguridad en frente a otras personas que también pueden estar en el mar. 

2.- Neopreno

A parte de protegernos de las bajas temperaturas del agua, ponernos el neopreno también nos puede ayudar a sentirnos un poco mas protegidos de medusas o de algún animal que nos puede tocar y crearnos picor o urticaria en la piel. Además, evitaremos quemaduras solares y aunque sea verano si tenemos un entreno largo de natación evitaremos pasar frio. 

En el link tenéis el neopreno que yo utilizo, además en la misma página web encontraréis boyas: https://zone3.com

3.- Playa conocida

Para empezar a perder el miedo también nos puede ayudar ir a nadar a una playa conocida, o en algún sitio que ya hemos ido otras veces. Ir a lugares donde tenemos buenos recuerdos nos permitirá sentirnos también más tranquilos. “Mejor playa conocida que piscina por conocer” ;P.

4.- Sin olas

Siempre hay que tener un poco de respeto dentro del mar. Los primeros días que vamos es importante coger confianza y por eso es mejor ir cuando este esté tranquilo, sin olas, sin corriente para ir poco a poco perdiendo el miedo. AVISO: Aunque llevamos muchos días yendo a nadar es muy importante hacer siempre caso a las recomendaciones de la playa y/o socorristas, en cuanto a la mala mar, las corrientes o zonas peligrosas, no tenemos que demostrar a nadie que somos superhéroes, ni poner nuestras vidas en peligro. 

5.- No ir lejos

Como he dicho en el punto 4, los primeros días son cruciales para sentirnos bien. En las playas hay boyas grandes que delimitan la zona de baño de la zona de navegación. Para nadar en el mar no hacer falta llegar ha estas boyas, si nos da respeto que el fondo este muy debajo nuestro, podemos nadar paralelos a la orilla y/o mas cerca de ella, donde nos sintamos cómodos y si vamos perdiendo el miedo, ya nos adentraremos, pero siempre a una distancia donde nos estemos bien. 

Pues hasta aquí las sugerencias que a mi me han ido muy bien para perder el miedo al mar. En nada os colgaré también la segunda parte con algunos mas. Espero que os haya gustado. 

¡Un abrazo swimmers!

Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

A qué esperas a compartirlo en tus redes?